Alicia escuchó crujir su rodilla cuando se partió en dos. Fue un tronido, como ella mismo lo explica, igual al que hace una calabaza cuando se parte. A sus 77 años, la señora Alicia se resbaló con una cáscara de mandarina en el piso de su cocina mientras preparaba un caldo, y desde entonces su vida cambió… para mal. Su accidente obligó a que la operara, y pese a los tornillos que le pusieron, y de todo el esfuerzo que hizo su familia para cuidarla, nunca quedó como antes. Ahora vive con el miedo a volverse a caer, y a diario usa una muleta.

El caso de la señora Alicia no es único. Como ella, cientos de adultos mayores sufren caídas que les provocan lesiones serias, e incluso pueden ocasionarles la muerte. A nivel mundial las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre accidentes señalan que cada año se producen alrededor de 640 mil caídas mortales, y en sus informes describe que las personas de más de edad son quienes corren mayor riesgo de muerte o lesión grave por caídas. De acuerdo con un listo de defunciones correspondiente a 2013 del INEGI-Secretaría de Salud, el porcentaje más alto de caídas en los adultos mayores se da en las casas, con el 57.7 por ciento; seguidas por las caídas en las calles, con un 14.5 por ciento; y el resto en otros lugares. De acuerdo con información proporcionada por el DIF Zapopan, luego de una caída, además de las consecuencias como dolor o lesión física, rehabilitación, dependencia económica y familiar, también se puede presentar el Síndrome de la Caída, el cual aumenta probabilidades de que una persona se vuelva a tropezar debido al miedo, debilidad y pérdida de confianza, entre otros factores.

Las causas de que los adultos mayores sean más propensos a sufrir caídas son la debilidad muscular, alteraciones en su caminar y equilibrio, enfermedades del corazón, disminución de la vista, uso inadecuado de bastones y andaderas, o también los efectos de medicamentos, por ejemplo. Por ello es que el DIF Zapopan, a través del Centro Metropolitano del Adulto Mayor (CEMAM), comenzó a impartir el taller Prevención de Caídas en Adultos Mayores, cuyo objetivo es disminuir dichos accidentes mediante ejercicios de fortalecimiento, coordinación y conocimiento de cómo caer para no lastimarse. En el curso se proporcionan técnicas sobre cómo caminar adecuadamente, cómo mover los pies, y realizar la pisada. La fisioterapista Guadalupe Rivera, quien imparte este taller, mencionó que se incluyen conocimientos para saber cómo reaccionar ante la caída de otra persona, ya que hay adultos mayores que son cuidadores y han experimentado la necesidad de auxiliar a familiares o conocidos, y se requiere saber qué postura adoptar y qué movimientos efectuar para evitar lesiones.

https://www.milenio.com/salud/caidas-adultos-mayores-imparten-taller-zapopan-evitarlas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *